CÓMO HACER DE LA MENOPAUSIA
LA MEJOR ETAPA DE TU VIDA

Hasta el punto que las mujeres de 30, querrían tener 50

O, al menos, yo lo habría querido,
si supiera todo esto que vas a aprender y tuviera ahora 30.

Cuando tenía 44 años, una revisión ginecológica, cambió mi vida radicalmente.
Y quizá, la historia que te voy a contar aquí, también sea una de esas cosas
que cambie para siempre tu manera de entender la vida.

Aquí va la historia prometida.

Estuve apunto de tener la menopausia a los 44 años, porque en mi útero había varios miomas, que me producían sangrados abundantes.

Esa fue la recomendación que me hizo la ginecóloga, como preventivo de una posible anemia y ante mi deseo de no tener hijos.


Como había conectado (por razones que he contado muchas veces) con la alimentación baja en carbohidratos (desde ahora low carb para abreviar), se me ocurrió aplicarla del modo más estricto, siguiendo una dieta cetogénica, pero sin carne ni lácteos.

Como consecuencia, los excesivos sangrados, se normalizaron para siempre. En cuestión de días.

Los miomas que tenía, se hicieron un poquito más pequeños, no mucho.
Pero como ni los notaba, ni tenía excesivos sangrados, pues no me importó que siguieran ahí.

Sin embargo, me interesé en buscar una razón emocional.
Porque creo firmemente que la salud es el estado natural del cuerpo,

y los síntomas que se tienen, como los miomas, son vehículos de tu alma,
que te trata de enviar un mensaje, que necesitas conocer para tu mayor bien.

Pero bueno, yo vivía mi vida, felizmente, sin obsesionarme con ello.

En primer lugar, me sentía muy feliz con mi nueva alimentación flexivegetariana low carb y con reglas con sangrados normales.

Como antes era vegetariana y eso era lo que enseñaba en mis cursos anteriores, creé nuevos cursos online para mis alumnos, acordes con mi nuevo estilo dietético, que tanto bien me había hecho.

Y al encontrarme yo tan bien y alucinar con las mejoras físicas, mentales y emocionales que me relataban mis alumnos por email, pensé que el mensaje que me habían enviado los sangrados por los miomas, había sido que cambiara a una alimentación mucho mas beneficiosa para todos.

¿Y sabes una cosa?

¡Que ese pensamiento era una pura simpleza!

Te sigo contando…

A mis casi 47 años, mis amigas empezaron a hablar de la menopausia, que por lo visto llegaba a eso de los 50.
Yo no sabía nada de esto, pues hasta la fecha no me había interesado en absoluto.

Mis amigas comentaban que les preocupaba engordar, que se les cayera el pelo, tener arrugas y colgajos en la piel y, en definitiva, hacerse viejas.

Pero a mi había algo que no me cuadraba…

En primer lugar, si la menopausia sucedía a eso de los 50 y yo conocía a muchas personas que habían muerto a los 91 y 93 años, como mis 2 abuelas…

No tenía sentido ser vieja durante 40 años de tu vida, desde los 50 a los 90
Lo que significaría que la etapa de la vejez, duraría el 55% de la vida.

Por otro lado, yo tenía amigas y conocidas que estaban echas polvo físicamente desde los 35…

Pero también conocía a mujeres con un atractivo brutal a sus 60 e incluso 70 años, es decir, hasta 20 años después del famoso hito maligno, que era eso llamado menopausia.

Pero bueno, era un tema que me aburría un poco y, de hecho, se suponía que aun me quedaban 3 años para llegar a ello.

Aparte, mi madre ni se enteró cuando la tuvo, así que pensé que la gente era una exagerada; sobre todo con el tema de los sofocos, los sudores nocturnos y los cambios de humor.

Aunque la realidad es que SI. Veía que las mujeres al cumplir años, en general, se ponían, sobre todo, más gorditas.

Permíteme un pequeño inciso, por favor…

No sé si has tenido la fortuna de ser peregrina en el Camino de Santiago en el norte de España.
Se trata de recorrer a pie, cargando tu pequeña mochilita con tus cosas, 770 kms, a razón de 25-35 kms, según la persona, al día.


Muchas personas lo recorren por puro placer, mientras que la mayoría de los peregrinos emprenden este destino para reflexionar y cuestionar aspectos de sus vidas que desean cambiar.

Pues antes de recorrerlo, la gente se suele “entrenar”. Se calzan las botas y salen a andar esos 25 o 30 kms, cada día, durante un mes.

He de reconocer que siempre me reí de la gente que hacía esto. Me parecían también unos exagerados.

Si hay que andar, se anda y punto. ¿Qué era eso de ensayar?

Luego, cuando hice el Camino de Santiago yo misma, me di cuenta de que era realmente una paliza y aprendí que los que ensayaban no eran exagerados, sino previsores.

Bien, pues, junto con este aprendizaje, me llegó una super corazonada…

No te rías, no voy de clarividente, pero como muchas veces cuento en los emails diarios que envío a mis suscriptores, te juro que me pasan estas cosas y más tarde consigo entender claramente la razón.

El caso es que, en noviembre de 2020, finalizando un año lleno de vivencias duras para la mayoría de nosotros por causa de la pandemia del covid (en mi caso particular perdí a mi querido padre a manos del virus), de pronto, y como sin ninguna razón aparente, supe a un nivel muy profundo, que tenía que ponerme a escribir este curso.

Hoy día, con todos los avances que hay, no sabemos nada de la menopausia. Yo la primera, que no sabía casi nada, sólo esas cosas horribles que se cuentan sobre engordar, envejecer, osteoporosis y hasta depresión…

Así que, siguiendo los dictados de mi corazón, con los que estoy al 100% comprometida, empecé a documentarme a fondo sobre la famosa menopausia, esa especie de enfermedad que parecía que era un castigo para la mujer, a través de malestares muy profundos, encima de dejarla estéril y envejecida.

Así que, siguiendo al 100% los dictados de mi corazón,
empecé a documentarme a fondo sobre la famosa menopausia…

Esa especie de enfermedad, que parecía que era un castigo para la mujer,
a través de malestares muy profundos, encima de dejarla estéril y envejecida.

Pero, como suele pasar, ocurrió algo, completamente inesperado...

Estuve 3 meses embarcada en este proyecto, con un amor y una admiración hacia la mujer y a su sabiduría, que no paraba de brotar por todos mis poros.

Lo primero que entendí, es que eso a lo que llamamos menopausia no es más que la última regla que tiene una mujer, más o menos a sus 50-52 años, y que se confirma que lo es, si un año después no se ha vuelto a sangrar.

Así que, para empezar, estábamos hablando de un suceso puntual, que puede durar como mucho, unos 3 u 8 días, más o menos, en la vida de una mujer.

Eso tampoco me cuadró mucho…

Seguí estudiando, y entendí que a lo que erróneamente se llama menopausia
es al climaterio, que es una etapa de la vida,
que dura varios años, como la niñez o la adolescencia.

Por tanto, deduje (y no hace falta ser muy lista para ello),
que si estábamos hablando de una etapa vital, que por cierto dura entre 6 y 13 años,
obviamente no se trataba de ninguna enfermedad.

Pero entonces, ¿por qué casi todas las mujeres le temían tantísimo a la mal llamada menopausia?

Claro, si sólo se hablaba de…

Sofocos
Despertares nocturnos
Depresión
Subida de peso
Arrugas y flacidez
Osteoporosis
Insomnio
Cambios de humor
Caída del cabello
Aumento del colesterol
Mayor predisposición a ataques cardiacos
Sequedad vaginal
Dolores en las relaciones sexuales…

Pues… ¡cómo para no tenerle miedo!

Pero claro, si recordamos que estamos hablando de una etapa de la vida,
el climaterio, que dura entre 6 y 13 años…

Podemos ser conscientes que desde los 45 a los 58 años aproximadamente,
vamos a estar transitando por un nuevo período diferente.

Porque durante el climaterio,
cambia nuestra forma de percibir la realidad y nuestras necesidades.

¿Y te acuerdas cuando, al principio de esta historia, te contaba, referente a mis sangrados causados por los miomas de mi útero…?

¿Cuando te decía que me interesé en buscarles una razón emocional, porque creo firmemente que la salud es el estado natural del cuerpo, y que, si hay síntomas de algo, son vehículos de tu alma que te envía un mensaje que necesitas conocer para tu mayor bien?

¿Y más adelante, te decía, con respecto a las consecuencias de mi cambio desde una alimentación vegetariana a una flexivegetariana low carb…?

Y al encontrarme yo tan bien y alucinar con las mejoras físicas, mentales y emocionales, que me relataban mis alumnos por email, pensé que el mensaje que me enviaron los sangrados por los miomas, había sido conectarme con una nueva forma de alimentación mucho mas beneficiosa para todos.

Para concluir que…

¡QUE ESE PENSAMIENTO ERA PURA SIMPLEZA!

Pues uniendo los puntos como en los dibujos de preescolar, el hecho de que algunas mujeres tuvieran síntomas durante el climaterio, y según la mujer uno u otro, a la vez que otras no tenían ningún síntoma… significaba algo.

Y si has leído con atención hasta aquí, ya se habrá dibujado la imagen en tu cabeza que te hace comprender que, dado que el climaterio dura entre 6 y 13 años y es un período en el que cambia nuestra forma de percibir la realidad, así como nuestras necesidades…

La mujer que tenga síntomas, los tendrá porque no se está enterando de los cambios que tiene que hacer en esta época. No porque sea tonta, sino por mil razones, como que hay demasiado ruido a su alrededor o que no puede parar ni un segundo…

Y entonces, tu cuerpo, tu maravilloso y único cuerpo, se presta con todo su amor por ti (y siempre perdonando si has abusado de él), a ser un vehículo de tu alma.

Con la intención, de enviarte un mensaje que necesitas conocer, para tu mayor bien, a través de esos síntomas tan molestos que algunas mujeres padecen.

Y por eso, cuanto más desconectada estés de los mensajes que tu alma a la desesperada te quiere enviar, más sufrirás estos síntomas.

Estos síntomas, que la gente que vive alejada de su parte espiritual, los considera una enfermedad y que, por tanto, hay que combatirlos y eliminarlos. Incluso, aunque para ello haya que usar técnicas como la Terapia Hormonal Sustitutiva, cuyos efectos secundarios son realmente peligrosos, pudiendo llevar a la mujer a enfermar gravemente incluso de cáncer.

Pero, ¿cómo entender los mensajes que nos envían estos síntomas tan molestos?

Y aun más ¿cómo poder convivir con ellos,
además de las exigencias del día a día y seguir teniendo fuerzas
para emplearlas en conectar con el mensaje que me envía mi alma?

Y, además ¿para qué? ¿Por qué darles tanta importancia a estos mensajes? ¿Qué tan importantes son para mi vida?

Para empezar, hay muchas mujeres que bien por no tener conocimiento de ello o por no hacerse el caso necesario, no utilizan la enorme cantidad de remedios de gran eficacia que la naturaleza nos ofrece, para disminuir en mucho la sintomatología propia del climaterio.

Pero estos remedios no deben ser utilizados como las medicinas habituales, es decir, delegando en la pildorita la solución a nuestro malestar.

El enfoque de los suplementos naturales es ayudarte a transitar este periodo, con sus síntomas, pero en lugar de quererlos suprimir y acallar sus mensajes…

Lo que buscan estas plantas es armonizar la manera en que aparecen los síntomas y cómo tu te relacionas con ellos.

Porque ahora te voy a explicar muy claramente por qué necesitas escuchar esos mensajes.

Mira, al cambiar a una etapa, tan importante como es la adultez media, en la cual se inserta el periodo del climaterio, como te dije entre los 45 y 58 años, según cada mujer…

El trabajo interior hay que hacerlo, y ahora te diré por qué es tan importante.

Pero dejemos claro, que es para eso, por lo que están los síntomas ahí.

Que, por tanto, no deben ser combatidos como de algo malo se tratara. Si haces esto, te gritarán más alto e igual no lo hacen ya a través de los sofocos o del insomnio, sino de una enfermedad grave, que te haga de una vez pararte a reflexionar sobre ti misma y tu propia vida.

Pero si los síntomas son insoportables, por supuesto puedes utilizar los suplementos de la naturaleza, que son realmente potentes, pues con ellos, lo que les estás diciendo a tus síntomas es algo completamente diferente y beneficioso para ti.

Algo así como:

Te escucho, sé que tienes un mensaje para mi.
Permíteme por favor poder bajar tu intensidad
para armonizarme con mi corazón
y estar lista para saber qué es lo que insistes en decirme.

Gracias por tu buena intención,
por acompañarme y por ofrecerme treguas
para fortalecer mi intuición y poder así llegar hasta ti.

Si lo haces, y en el curso te enseño cómo, y lo aplicas…
de la manera más sencilla y amorosa del mundo, ya sabes, Morenini style,
la historia tiene un final realmente feliz.

Porque el objetivo que esconde la etapa del climaterio, que te recuerdo que son en total unos 6 o incluso hasta 13 años, es dar a luz una nueva mujer.

Una nueva mujer, que se conoce, sabe lo que quiere, que está segura de sí misma, y brilla.

Brilla tanto que eclipsa a los demás, que sólo recordarán cómo les ha iluminado la vida el rato que ha pasado con ellos…

Pero jamás, los posibles michelines o arrugas que la mujer recién nacida a la 2ª mitad de su vida, pueda o no tener.

Y si así fuera, en este curso también hay solución para ello.

Porque todo tiene solución.


Mira, es muy sencillo:

Se trata de tu actitud y de tu convencimiento y fe en que es así, porque de este modo, lo pondrás en práctica.

Léete todo el dossier de corrido. Pero luego vuelve y empieza a trabajarlo, bien subrayándolo, tomando notas aparte, grabándote notas de voz, escribiéndote mensajitos y pegándolos al espejo… o como quieras, además de por supuesto hacer los ejercicios.

Pero todo con calma.

¡¡¡¡El climaterio dura entre 6 y 13 años!!!!

Y, salvo que me pase algo, cosa que no puedo prever obviamente, yo estaré aquí para acompañarte.

Porque este, como ninguno de mis cursos, caduca.

Y porque yo siempre, soy quien responde a los alumnos personalmente.

Lejos de que la mal llamada menopausia, es decir, el climaterio y sus síntomas,
sean algo a lo que temer…

Es una etapa que, sí la sabes aprovechar,
y en el curso te enseño a fondo cómo hacerlo…

Te llevará a convertirte
en una mujer atractiva, inteligente y que se sabe en su mejor momento vital.

Y el verdadero mensaje que me trajo la sintomatología de los sangrados y los miomas que tuve en mi útero a mis 44 años, yo lo descubrí a los casi 47… “y cómo de casualidad”, porque tenía que operar en mi algo imprescindible antes.

Y esto tan imprescindible es la “Ley del Crecimiento”, que significa que tú has de seguir creciendo espiritualmente, para estar preparada para entender lo que tu alma te pide.

Y es entonces cuando te lo revelará.

Adriana Solarosa

Las Rozas, Madrid

Este curso me ha permitido entender la etapa de vida en la que estoy inmersa; las reflexiones a las que invita (y que recomiendo fuertemente realizar) me han llevado a replantearme mi actitud y a enfocar mis síntomas como señales que me envía mi cuerpo para entender las emociones que están detrás de ellos y poder actuar en consecuencia.

Creo que se minusvalora, por culpa de la sintomatología más evidente, la capacidad que tenemos las mujeres en la etapa del climaterio para clarificar nuestras emociones, asumirlas y ser capaces de actuar desde una certeza que antes no teníamos.  Tú lo llamas “sabiduría de media vida vivida”… y no puedo estar más de acuerdo.

Si viera el climaterio como tradicionalmente se hace, diría que estoy en una noria emocional; sin embargo, ahora puedo decir que acepto estas emociones, entendiendo los cambios hormonales que me están sucediendo, y cómo no, el aprendizaje que la experiencia y la vivencia de cada una de estas emociones traen a mi vida para salir reforzada de esta etapa.

Gracias por este enfoque Ana. Ha sido la mejor experiencia (no sólo el mejor curso) que me he encontrado, para tratar este apasionante viaje hacia una misma, que es esta etapa del climaterio. 

Gracias Ana, por “hacerme hacer” en este curso y provocar este gran cambio en mi vida.

Al final del año 2020, ocurrieron en mi vida una serie de milagros, uno tras otro, que yo concebía tan imposibles, que ni los había pedido.

Todo esto lo cuento con pelos y señales en este nuevo curso “Cómo hacer de la menopausia la mejor época de tu vida”, puesto que estoy segura, que de entre las transformaciones que el climaterio produce en el cerebro de la mujer, por el cambio hormonal, una de ellas es que se agudiza la intuición…

Además de que seguir una alimentación low carb, potencia un estado de claridad y abundancia mental…

Me ayudaron a ir conectando más y más con quien realmente soy
y lo que quiero en mi vida (cuando hagas el curso y lo leas todo alucinarás)…

Para que se fuera gestando esta nueva Ana Moreno,
que hoy tiene por seguro que aprovechará el resto de la etapa del climaterio…

Atendiéndose y atendiendo sus síntomas,
para convertirla en la mejor etapa de su vida, como quiero que lo sea de la tuya.

Y el haber pasado un año 2020 tan malo, confinada sola cuando tuvo lugar la muerte de mi padre por Covid19 y…

La de mi gato preferido, con 12 años, en este caso por un error veterinario…

Quizá fue lo que me hizo crecer espiritualmente…

Al punto al que mi útero me revelara por fin su mensaje. ¡¡ Por fin !!

Y que yo lo pudiera entender con total nitidez, ampliando mi comprensión sobre los misterios de la vida y de la muerte.

Y sintiendo a mi padre junto a mi cada día, haciéndome guiños súper divertidos…

Al final del año 2020, superé tantos traumas sin pedirlo, sin ni siquiera saber que los tenía… con hechos como “fortuitos” de la vida…

Y que se fueron de mi en forma de 9 kilos de peso, que adelgacé, en mes y medio… en plena Navidad, comiendo turrón con azúcar y descansando del todo y todo ese tiempo de mi alimentación habitual low carb…

Que puedo decir que, hasta la fecha, ha sido el mejor año de mi vida.

Me siento absolutamente en paz.

Y he conocido que la etapa del climaterio, en la cual estoy inmersa,
es el regalo que te convierte en una mujer mucho más segura de tí misma

Y, por tanto, tu bienestar aumenta de verdad.
Por eso no hay que sufrirlo, sino esperarlo con ganas.

  • ¿Qué mujer no está deseando sentirse bien en su piel, a todos los niveles, en cualquier circunstancia, sabiendo de su atractivo, de su enorme intuición y con una nueva comprensión de quién es y de los misterios de la vida?
  • ¿Qué mujer no desea ser la más divina, que sobresale allá donde vaya, no precisamente por su soberbia o engreimiento, sino por su calidez, dulzura, empatía, humildad, receptividad y cariño?
  • La inteligencia para sacarle el mayor partido al climaterio, convertirlo en la mejor etapa de tu vida, que te llevará a sacar de dentro de ti la mujer más auténtica y bonita, que puedes imaginar… te la da el no resistirte al cambio. Buscarle el lado positivo y jugar con él.
  • Y mi curso, va de eso, de acompañarte, siempre a tu lado y personalmente, como me gusta hacer siempre con mis alumnos, para que, durante esta etapa, disfrutes de sacar y combinar tus facetas de mujer fuerte y dulce, a través de la práctica de los ejercicios del curso.
  • Una mujer madura, que sabe lo que quiere, que está segura de sí misma y que por eso se siente sexy. Lo que por supuesto, nunca está reñido con ser amorosa, cálida y buena persona, generosa y altruista. Porque el proceso del climaterio, te completa como mujer, a la vez que te ofrece ayudas si te entregas a él.

Todo, absolutamente todo, no me guardo nada. Lo tienes en mi curso.

No me guardo nada.

En mi nuevo curso “Cómo hacer de la Menopausia la Mejor Etapa de tu Vida”, además, conocerás nuevas facetas mías.

Y te aseguro que no te dejarán indiferente, puedes creerlo al 100%.

Pues verás que reflejan ese aumento en la seguridad en mi misma y el convencimiento de lo que quiero o no hacer.

SIN MIEDO A LA VIDA. SIN MIEDO A LA MUERTE.

Y esto es algo que, sin yo haber tenido consciencia, también lo facilitó el climaterio…

Desde que con 45 años me atreví a cambiar todo el enfoque de mi profesión.

¿Lo recuerdas?

Recomendando a mis alumnos la maravillosa alimentación flexivegetariana low carb,
en lugar de la tradicional vegetariana, que había seguido hasta entonces.

Y de algo tan sencillo como bonito, va la menopausia.
¡Qué digo, el climaterio!

De dar a luz a una nueva mujer maravillosa, que llevas dentro;
pues es ahora, en esta etapa,
cuando le corresponde aflorar por completo para tu mayor gozo de la vida.

Y llegados hasta aquí, te hablo de que hice un curso titulado “Cómo hacer de la menopausia la mejor etapa de tu vida”

Donde te cuento todas aquellas cosas que sé para hacer algo extraordinario de tu transición por sus diferentes etapas.

No necesitas ser una súper woman, sino una mujer normal a quien le gusta llegar a casa y sentirse segura, tranquila, satisfecha y en paz.

Y que una vida ordinaria vivida de manera extraordinaria proporciona un enorme crecimiento espiritual, seguridad, atractivo y, lo más importante…

Te dota de una enorme comprensión sobre cómo actúan los demás, lo que te hace ser más compasiva y dulce, a la vez que asertiva e independiente.

Te libera de cargas inútiles que ya no te corresponden más…

Y te ofrece tiempo y abundantes oportunidades para hacer con tu vida lo que quieras y lo que de verdad disfrutes.

Por eso en este curso titulado “Cómo hacer de la menopausia la mejor etapa de tu vida” te cuento:

  • Cómo lo hacen esas mujeres a quienes no se les nota ningún signo de la menopausia y que están tan estupendas. Y no me refiero a ex modelos ni a mujeres adineradas que se apoyan en la cirugía estética.
  • Sofocos, insomnio, mal humor, tristeza, pérdida de autoestima y aumento de peso. Recibirás infinidad de claves naturales y sencillas de aplicar, para convertir una vida ordinaria en extraordinaria, sin tener que pasar las supuestas penurias asociadas a la menopausia, mientras que aumentas tu bienestar. Y que los demás te lo noten.
  • ¿Sabías que existe un gas que estimula la producción de neurotransmisores como la serotonina, que a su vez es precursora de la melatonina y que también aumenta la producción de betaendorfina, que mitiga el dolor y aporta sensación de euforia? Aquí descubrirás cuál es y cómo hacer que aumente en tu organismo.
  • La mayor confusión que tienen muchas mujeres a la hora de tratar sus síntomas y que hace que se pierdan gran parte de los beneficios de la menopausia. Lo vas a ver tan claro, que ya no te volverás a perder los regalos que la etapa de la menopausia está deseando hacerte.
  • ¿Te gustaría saber cómo enorgullecerte de ti, sin dejar que tu crítica interior te desaliente? ¿Poder mirarte bien al espejo, con nuevos ojos de admiración? En este curso aprenderás cómo gustarte más a ti misma, aumentando día a día tu atractivo. Si realizas los ejercicios propuestos, te garantizo que así será.
  • Cómo volverte más atractiva para un hombre. Y en general para todas las personas, aunque no quieras tener pareja o elijas a alguien de tu mismo sexo.
  • ¿Te cuesta identificar qué es lo que realmente sientes? Con este curso aprenderás a hacerlo y, sobre todo, a averiguar cuál es el mensaje que esas emociones te quieren hacer saber.
  • Cómo transitar por los duelos de esta etapa vital, como el abandono del nido por parte de los hijos, la muerte de un ser querido, persona o animal, la pérdida de la menstruación, un divorcio, o aquellos sueños no cumplidos, como no haber tenido un hijo o no haberte podido dedicar a la profesión de tu vida.
  • Te cuento cómo adelgacé 9 kilos en mes y medio, sin comer low carb, ni seguir ninguna dieta, habiendo comido turrón y roscón de Reyes (era Navidad) y mientras estaba casi todo el día recostada en la cama, sin casi caminar. Y lo mejor, es que te indico paso a paso cómo puedes conseguir tú lo mismo. Sin dieta, sin ejercicio y en tiempo record. Y, por supuesto, sin efecto rebote.
  • Además, te enseñaré cuál es la mejor forma de comer para no aumentar de peso, diferenciando dos sistemas, uno para ti si nunca has hecho ninguno de mis cursos, y otro para las alumnas que han estudiado ya mis cursos, y ya comen low carb, pues quizá no sepan qué nuevo paso podrían dar en caso de aumento de peso.
  • Si estas muy desconectada de ti misma, puede que no sepas apreciar lo maravilloso que es cumplir años, para encontrarte mejor en el mundo. Me refiero a superar miedos, traumas, inseguridades, a aprender técnicas para vivir mejor, a acumular amistades de calidad, experiencias y recuerdos mágicos, a conocerte bien a ti misma y saber elegir mejor, a desarrollar cualidades y gestionar imperfecciones. Y lo mejor de todo, es que esto te lo ofrece la menopausia, sin que tenga que ir asociado a ningún síntoma desagradable.
  • En este nuevo curso te abro mi corazón y te cuento los numerosos cambios que he realizado en mi propia vida desde el pasado noviembre 2020, en pleno climaterio, a mis casi 47 años, hasta que terminé de escribir el curso en enero 2021, es decir en unos 3 meses. Pues no se puede hablar de lo que no se conoce. Y es por lo que ha sucedido en mi, que he escrito este curso.

Por último… los detalles prácticos.

— ¿Qué incluye el curso?

El curso contiene 308 páginas en A4, en color, e incluye gráficos interiores que complementan la comprensión de la formación y amenizan el estudio.

Al inscribirte te enviaremos por email el PDF del curso “Cómo hacer de la menopausia la mejor etapa de tu vida”.

Además, si has comprado el Dossier impreso en papel, te lo enviaremos a la dirección que nos facilites, a cualquier lugar del mundo.

— ¿Incluye alguna dieta para adelgazar?

En el curso te enseño muy bien sobre todas las etapas del climaterio y cómo entender y gestionar sus síntomas (como el posible aumento de peso, además de los sofocos, el insomnio, la sequedad vaginal, la falta de deseo sexual, la depresión, la osteoporosis, te recomiendo la mejor manera de hacer ejercicio y de comer).

Te ofrezco numerosas claves para transitar esta etapa en armonía, así como casos clínicos reales donde podrás empatizar y sentirte reconocida en muchas mujeres que atravesamos esta misma etapa.

¿Hay que hacer ejercicios?

El curso contiene bastantes ejercicios que te recomiendo encarecidamente hacer, y además hacerlos en el orden indicado.
Esto es lo que hará que le saques el verdadero jugo al curso.

Sin embargo, no hay fechas ni plazos límite, por lo que los podrás ir haciendo a tu ritmo, según lo desees.

— ¿Lo pueden hacer los veganos?

Este no es un curso de dietas, sino que hablo sobre el climaterio. Lo puede hacer cualquier persona, coma como coma.

Aunque yo no recomiendo el veganismo sino seguir una alimentación, al menos, ovo-lacto-vegetariana, y de preferencia flexivegetariana low carb.

— ¿Incluye respuestas con recomendaciones personalizas de Terapia Nutricional?

Con la inscripción te envío el curso y te respondo dudas sobre el mismo, por supuesto. Como siempre hago, te ayudaré personalmente, en profundidad y con interés, para que puedas aprender y avanzar con criterio, puedes contar con ello.

Me gusta mucho atender personalmente a mis alumnos y poder brindarte toda mi ayuda y experiencia. Una de las cosas que más valora la gente que se forma conmigo es eso. Pero en ningún caso incluye que analice tu dieta personal o la de tus familiares y te haga recomendaciones al respectoNi un poco por encima. Este curso no va de eso.

— ¿Hay garantía de devolución?

No. Si crees que no tengo nada que enseñarte sobre estos temas, es mejor que no te inscribas.

— ¿Haces algún tipo de oferta por ser alumna de otros cursos?

No hago ofertas nunca, en ningún caso. La matrícula más barata que vas a encontrar es 300€ para el PDF sin Dossier.

Tampoco ofrezco descuento en mis otros servicios.

— ¿A quién NO le recomiendas apuntarse a este curso?

Mis métodos requieren trabajo. No puedo prometerte resultados si no te implicas.
Estructurar y compartir estos sistemas me ha llevado tiempo, práctica personal y trabajo. Y se lo quiero dedicar a gente comprometida. Eso es todo.

Y si tu idea es ofrecer servicios de Terapia Nutricional y no eres capaz de comprometerte para manifestar mejoras en tu propia vida y ser un ejemplo para tus clientes; tampoco deberías inscribirte.

No es un curso para quienes necesiten muchos vídeos, muchas recetas, muchos descargables y muchos grupos en Facebook para hacer “amigos”…
Lo que incluye este curso son cápsulas de conocimiento con su aplicación práctica para su implementación.
Contiene conceptos de alto valor para que se lleven a la práctica y ofrezcan resultados rápidos sin que te tengas que esforzar, sino disfrutando.

— ¿Es sólo para gente que quiere ser Terapeuta Nutricional o vale para cualquier persona?

Este curso está enfocado para cualquier mujer de entre 35-40 y 70-75 años, sea o no Terapeuta Nutricional.

Aquí te enseño cómo conseguir hacer de la menopausia la mejor etapa de tu vida, utilizando un sistema sencillo y eficaz que yo misma sigo, para implementar en el día a día, que te hará cambiar tu actitud desde el sufrimiento al disfrute y que, por tanto, mostrará resultados inmediatos.

— ¿A quién le recomiendas suscribirse? ¿Qué perfil de personas le sacarán mejor partido?

Personas que sepan que pueden conseguir sus propósitos de una vez por todas en la vida, y sin la sensación de esfuerzo ni de renuncia.
Sin machacarse y siendo amables consigo mismas.

Por favor, si no estás dispuesta a creer que es posible sin sabotearte con la duda y la impaciencia, es mejor que no te inscribas.

Este curso está enfocado a quienes de verdad quieren hacer una transformación y por ello se comprometen consigo mismas y se entregan de corazón al proceso.

Para aquellas que quieren aprender a implementar la magia y el disfrute en su día a día, utilizando la cabeza.

Quienes ven que es una gran inversión para sus negocios y su vida.

Personas decididas que entienden la importancia de la inversión en formación para conseguir sus metas olvidando tanto el esfuerzo, como la parálisis por el análisis.

— ¿Podré aplicar este sistema también con mis familiares o clientes, tanto en Terapia Nutricional como en cursos online o presenciales?

Claro, aparte de que el contenido del curso te vale para siempre, además de estar indicado para mujeres de entre 35-40 y 70-75 años, también sirve para terapeutas nutricionales, psicólogos, entrenadores personales…

— ¿Es una buena compra, merece la pena?

Después de lo que has leído, nadie mejor que tú sabe si esto es para ti.

Cualquier decisión puede llevarte al objetivo final si la tomas con optimismo. Si quieres liberarte del ciclo de “saber mucho” y no obtener resultados, para pasar a tener esto solucionado, con alegría y sin machacarte, y quitarte así un problema de encima, con este curso aprenderás cómo.

Si tu corazón te da una sensación de bienestar, será una buena elección. A partir de ahí, tienes que decidirlo tú.