Menu Keto Terapeutico de Ana Moreno

Si te va bien restringiendo y limitando
las calorías y las grasas que comes, no leas esto

Cuando ante un determinado problema aplicamos una solución,
que no sólo no lo arregla, sino que lo empeora, decimos recurrentemente la frase:

“Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy”.

Las personas preferimos estar mal a estar peor.

Lógico.

Si para mantener una composición corporal adecuada, te funciona contar las calorías y comer pocas grasas.

Cosa que no creo que hagas sin esfuerzo, pues…

¿Qué haces leyendo?

¡Si te dije que entonces no leyeras!

¿Sigues leyendo?

Bueno, veo que si. Y la verdad, me gusta. Me encanta la gente rebelde.

La que sabe pensar y no se queda en el “virgencita mejor como estoy”, aunque lo pase mal.

Tú sabes que reducir las calorías y las grasas, ni es satisfactorio, ni te va a hacer conseguir los resultados que quieres de manera permanente..

Llegará un día en que tengas que restringirlas aún más.

Ponerte a hacer ejercicio como loca.

Menos calorías.

Menos grasas.

¡Y aún con michelines!

Una vida maravillosa 🙂

G R A S A

Ahhhh soy el coco, me llamo graaaaaasaaaaaaaaaa… 🙂

Vas a disfrutar mucho más de la vida, sin tanta restricción y a la vez vas a poder mantener una composición corporal adecuada…

Y no hablo de pesar “x” o de tener unas medidas “y”…, sino de los parámetros en tus pruebas médicas…

Comiendo graaaasaaaaa….

Lo normal es que no te fíes mucho de esto que te digo de que comer grasa sea bueno.
Hay tanta gente vende-humos en internet…

Gente que quiere engañar por dinero.
Farsantes y farsantas.

Estas cosas, lo mejor es probarlas en una misma…
Por eso, te traigo un menú de 2-4 semanas comiendo 100% cetogénico.

¿Y si te faltan nutrientes?

Bueno, no parece la pregunta más acertada cuando te digo que aquí no quitamos la grasa (que además de contener vitaminas y ácidos grasos esenciales, es o más rico y sabroso de las comidas), sino que la añadimos (me refiero a la grasa buena, está claro).

Ahora bien, ¿sabes cuál es la grasa buena?

Pues no, no “sólo” es la grasa insaturada, ni tampoco toda la grasa insaturada lo es.

¡On cielos! ¡Lo que acabo de decir!

Ah, no ¡espera!

Por si quieres dejar de rezar a la Virgen sin obtener respuesta:

Te decía que he creado un … ¡¡Menú Keto Terapéutico con recetario para un mes!!

Te interesa si tienes nube mental y mala memoría… y rondas sólo los 40.

Mi padre murió en marzo 2020 por Covid19.
Él tenía un montón de patologías, pero era un superviviente.

Pero ¿sabes? Uno de los signos que comenzaron a indicar su primera enfermedad, que fue cáncer de hígado, fue que no se acordaba de las cosas.

En su caso, sobre todo, es que no encontraba las palabras cuando quería decir algo.
¿Sabes a lo que me refiero?

Seguro que conoces a alguien que, cuando habla, siempre titubea y de vez en cuando no se acuerda de nombres de objetos cotidianos, o de lugares frecuentes o incluso de los nombres de las personas de la familia…

Sobre todo, le pasaba con los nombres de cosas, lugares o personas.
O igual es a ti a quien le pasa. Quizá desde hace poco, quizá desde hace años.

Bueno, pues cuando yo tenía 40, me empezó a pasar.

Pero aún no me daba cuenta que era un síntoma de un deterioro cognitivo asociado a una degeneración orgánica. Es decir, que era el inicio de una cascada de otros síntomas que indicarían un declive fisico y mental.

Me asustaba un poco, pero como a tanta gente le pasaba lo mismo, le quitaba importancia.

Pero mi intuición me decía que eso no era normal.

Siempre se nos ha dicho que el cerebro necesita azúcar para funcionar, ¿a que sí?
Pero hoy día sabemos que sólo le hace falta que provengan de ellos un 25% de la energía que necesita.

Mientras que el resto de la energía, la puede obtener de las grasas.

De hecho, un cerebro que no recibe un aporte necesario de grasas, comienza a deteriorarse.

No sé si sabías que el omega 3 procedente del pescado se utiliza como prevención y tratamiento del Alzheimer.
El omega 3 que, por cierto, es deficitario en dietas veganas y vegetarianas. Igual no lo sabes, pero chía y lino aportan una cantidad ínfima de omega 3 asimilable, por lo que o cuentan como fuente fiable de este nutriente.

Es que hay muchas cosas que no sabemos.

Yo las conozco ahora porque cuando me puse a comer keto y de pronto tenía buenísima memoria, encontraba TODAS las palabras y encima estaba mucho más creativa…

Aparte de que ya con casi 47 años, estoy en el climaterio, y eso sí que te despierta, ¡vaya que si!

Aprendí que el cerebro mejora sus capacidades cognitivas cuando recibe el 75% de su energía de las grasas buenas.

Vamos, es que la mejora de las capacidades cognitivas, encima entrando en el climaterio, me pasó a mi misma…
No es que me lo creyera por leerlo en ningún estudio. Es que lo viví.

El cerebro obtiene el 25% de la energía que necesita de los carbohidratos, porque en una alimentación cetogénica sí hay carbohidratos.

Pocos y de bajo índice glucémico, pero los suficientes…

Y si no los hubiera, los fabricaría el propio cuerpo a partir de la ingesta de proteínas, a través del proceso de la gluconeogénesis.

Que el cuerpo no es tonto, sabe lo que necesita y cómo ingeniárselas.

Aunque nos creamos que somos más listos nosotros que, desconectados completamente de él, nos guiamos por tablas y dietas que nos ponen…

En lugar de seguir el instinto natural que tenemos, que es el que nos habla de horarios, apetencias, apetito y saciedad.

Diseñé un menú keto específico, sencillo,
para aprender a comer al modo cetogénico flexivegetariano a un nivel intuitivo, es decir, sin medir macros,
ideal para poderlo compaginar
con la vida en familia y la vida social.

Además, podrás utilizar este menú, si lo deseas, para ayudar a tus clientes.
Supongo que ya te imaginas lo que significa.

Y seguirlo tanto tú misma, como tus clientes, sin estar esclavizados.

No te estoy diciendo que tan solo por seguir mi menú y mi propuesta, te vuelvas una experta en keto. No quiero trasladarte ese mensaje.

Pero antes te decía, que al comer así, me volví mucho más creativa y enfocada.
Y verás que tú también. Y no sólo eso, más serena y relajada.

Fue allá por noviembre de 2018, me lo decía todo el mundo.

Y seguro que, si ya eras cliente en ese momento, tú también me lo habrás notado, porque en ese tiempo renové por completo la oferta web de todos mis cursos sobre alimentación.

Dado que cambié mi enfoque nutricional por completo desde una alimentación vegetariana tradicional, a una alimentación flexivegetariana y baja en carbohidratos.

Y eso, sin energía y si foco, con mala memoria o nube mental, no lo habría podido hacer.

¿En qué consiste el menú keto? ¿Es también terapéutico?

Se trata de un menú 100% cetogénico y terapéutico (por lo que excluimos soja, solanáceas y otros alimentos proinflamatorios, para 2-4 semanas, completamente inédito y que no podrás encontrar en ningún otro sitio.

Contiene recetas al estilo español, que además es apto tanto para vegetarianos como flexivegetarianos u omnívoros.

Y ¡con recetario!

Se trata de un menú basado en alimentación cetogénica terapéutica. Porque también está libre de gluten, lácteos (salvo mantequilla, ghee y nata que son alimentos curativos), frutos secos y carne.

Pero, si lo deseas, podrás seguir disfrutando del café y del chocolate.

¿Ves? ¡Es algo maravilloso! 🙂

Café sin cafeína y cocacola sin cocacola

Resulta que, cuando las personas tienen hipertensión, dejan de tomar café.

Ohhhh.

Y yo me pregunto, ¿por qué?

El café no sube la tensión. El truco es no excederse de 400 mg al día (ya bastante pues equivale a 5 tazas de café al día). Mi truquito es que tomo café americano. Es decir, aguado 🙂

Así bebo más cantidad de algo que tiene la misma cafeína. Porque lo tomo con cafeína.
Salvo pasadas las 14h, que ya no… El café sin cafeína suele estar más procesado.
Pero, aunque no lo estuviera, no tiene los beneficios que tiene el café con cafeína.

De hecho, según el cardiólogo Zigor Madari, “en lo que respecta al riesgo cardiometabólico, el consumo de café y la cafeína parecen tener un efecto beneficioso. No perjudicial.”

Y añade: “El aumento de la presión arterial que se ve con ingestas puntuales en gente no habituada, no se ve en gente habituada a consumir cantidades moderadas de café con cafeína. Ni siquiera en hipertensos.”

Y aunque siempre hay que individualizar el caso concreto, estos son algunos de los beneficios de tomar café que el cardiólogo menciona en su blog:

  • Aumenta el rendimiento intelectual y físico;
  • Mejora el rendimiento deportivo;
  • Reduce el apetito;
  • Implica un menor riesgo de enfermedad de Parkingson;
  • Implica un menor riesgo de depresión e ideas suicidas;
  • Mejora ligeramente la función pulmonar en adultos;
  • Disminuye el riesgo de ciertos cánceres, como cáncer de piel, de mama, de próstata, endometrio, hígado y vesícula biliar;
  • Disminuye el riego de cálculos biliares;

Pero no hablamos de que esto lo consiga la cafeína, sino el café normal con todos sus componentes, cafeína incluida.

Es un riesgo enorme consumir bebidas con cafeína, como la cocacola y otras, que son químicas y contienen una batería de sustancias artificiales muy dañinas…

Amén de que como están fresquitas, entran muy bien y acabas bebiendo mucho más. Y llevan azúcares o edulcorantes que vuelven loco al organismo.

En la alimentación cetogénica tomamos café con grasas para prolongar un estado metabólico como de ayuno.

El otro día le dije a una amiga que le pongo mantequilla al café.

¡No daba crédito!

Hay muchas cosas tradicionales que hemos recuperado ahora y que nos asombran como si fueran nuevas, como esto del café con mantequilla.

De hecho, en Bután, se agasaja a los invitados con té con mantequilla.
Y los de Bután son muuuuuy tradicionales.

¡No tienen ni semáforos!

Igual te interesa saber más.
El café keto es un truco que usamos para hacer ayunos intermitentes.

Por eso, he creado el Menú Keto :))) Para contarte todas estas cositas y que las practiques.

Aquí te voy a poner algunos comentarios que recibí de las alumnas que probaron este menú durante tan sólo 15 días…

  • Me he notado bastante desinflada, como que he adelgazado de pronto 2-3 kilos (desde que empecé a hacer ayuno intermitente en septiembre de 2019, he adelgazado poquito a poco unos 5 kilos, y estas dos semanas ha sido más rápido);
  • Llevo las dos semanas del menú keto haciendo ayuno de 16h, desde las 21h a las 9h que tomaba un café keto.  He probado la experiencia de hacer ayuno durante 18h un día. De las 20h a las 14h del día siguiente. Lo he llevado muy bien, incluso salía a andar un par de horas después del café y aguantaba perfectamente con energía y me siento con mucho ánimo. Desde el principio hasta ahora he perdido 2kg y medio, he recuperado la cintura que había perdido un poco, no mucho porque pesaba 54 kg y mido 1,60m. Me siento tan bien que voy a continuar un par de semanas más con la dieta.
  • Acabo de comer el curry de calabacín que viene en las recetas del menú keto, y simplemente es ES PEC TA CU LAR de verdad, esta brutal, brutal, me ha encantado, comía despacio para que no se terminara y me durara más, jaja..era una mezcla de sabores de especias que alucinas, ¡qué delicioso!
  • Muchas gracias por el menú, me encanta, está súper bien explicado, es sencillo, ingredientes normales, recetas de lujo, se nota que le has dedicado mucho tiempo, está impecable, de verdad, muchas gracias por escribirlo y compartirlo. Me encanta ser tu alumna, estoy orgullosa de todo lo que se aprende, y flipando con los cambios que estoy experimentando en mi salud, gracias infinitas.
  • Holaaaa, esta siendo genial, he decidido hacer una semana de flexi y la otra sin pescado para poder completar un mes. Me siento súper súper bien, el mes pasado había tenido una semana loca de mala alimentación y se adelanto mi menstruación y duró más lo normal, pero con el menú se ha equilibrado; así que cuando pueda iniciaré el curso de keto sin carne ni lácteos. 
  • Me han parecido muy fáciles las recetas, tanto que hizo que me soltara y cocinara un poco por aquí y otro por acá y ¡me quedaron platos muy buenos! Estaba como pegada a las recetas y ahora ya no. En los 15 días de menú he bajado 3 kilos.
  • Aunque yo ya soy alumna de todos tus cursos he disfrutado mucho del menú. La verdad, aunque entiendo como dices muchas veces, que nuestra dieta keto sin carne ni lácteos es mucho más que adaptarse a un menú definido de dos semanas, la comodidad de tener hecho el trabajo de planificar el menú semanas y tener acceso a tu experiencia y creatividad culinarias está realmente bien.
  • Hay recetas con las que en mi casa hemos flipado todos como el shakshuka, que hemos probado también con diferentes verduras a las que propones en tu receta; o las setas con gambas, que siendo tan simple nunca habíamos probado a combinar, o las cremitas o ese deliciosísimo caldo de setas shiitake…
  • He seguido el menú keto y la verdad es que me ha sentado muy bien. Las recetas geniales, muy simples y sabrosas. Creo que me quedo unos días mas en keto. 
  • Te debo tantas ideas y tan buenos consejos que estoy encantada de ser tu alumna. Pero sobre todo noto una cierta seguridad respecto a mi salud, algo que yo no controlaba, no sé explicártelo bien, pero esta comida me sienta muy bien y por consiguiente estoy más fuerte y sana.
  • Simplemente ¡¡ ME  EN CAN TA !!! Un abrazo enorme, y vamos a por ello, al disfrute.
  • Concretando sobre el menú keto, en mi caso me sentí muy bien, debo decir que estaba muy ilusionada y feliz, mi cuerpo deshinchado y mi intestino que tiene tendencia a diarreas estaba perfecto. Descubrí después que la pasta me sienta fatal, mi intestino no tardó en ponerse mal, ya no suelo tomarla prácticamente nunca pero ese día era lo que había para comer, y no vuelvo a picar, con lo bien que estaba… El cuerpo es muy sabio y enseguida manda señales, es maravilloso. Cada curso complementa al otro, y así se juntan unas maravillosas herramientas que no paran de formar un gran puzzle.
  • A pesar de ser alumna de todos tus cursos he aprendido muchísimo. Sobre todo, a cocinar sencillo y ver que a veces menos, es más. Estoy viviendo y aprendiendo mi equilibrio y he relajado todo mi aprendizaje, formación y vida estricta para entenderme y encontrar mi propia manera fluir dentro de esta alimentación. Es algo que de pronto, gracias a tus cursos y a todos tus emails diarios (que leo cada día a las 14:00 religiosamente) he entendido prioritario.
  • He hecho el menú tal y como lo explicas, lo he hecho con ilusión y disfrutando de cada receta. He notado muchos beneficios de alimentarme así. He adelgazado 5 kilos, me he sentido más activa y con más energía, además me veo mucho más guapa. 
  • Muy corto se me ha hecho jajaja…, voy a seguir comiendo así, porque me encanta, es barato, vas a comprar y te sobran casi todos los pasillos, me encuentro bien, no tienes apenas hambre, vamos que sientes hambre real en dos momentos puntuales del día… Cuando comes mas carbohidratos te pasas el día picando, se me ha ido la inflamación, los dolores articulares, fácil de llevar incluso si vas por ahí, con 3 ingredientes te montas una súper comida que flipas…
  • Personalmente me ha gustado y me gusta mucho, he aprendido a elaborar recetas, lo que he descubierto es que con tres ingredientes es suficiente, yo era de las de meter más variedad y al final es peor, me ha gustado la simplicidad.

Cuando tú te das, recibes.

Y cientos de alumnas se entregaron por entonces a lo que llamé el Reto Keto.

Por tanto, recibieron de vuelta. Y desde el 1º día.

Cuando te comprometes con cuidarte, tu cuerpo recibirá su derecho natural y legítimo a estar sano, ligero y con energía.

Como decía Wayne Dyer, “no mueras con tu música dentro de ti”. Puedes crear tu camino… o dejarte llevar.

Y vamos, que es que no lo he dicho yo, es que lo han vivido ellas.

No hay que hacer tanto caso a la cabeza y más a la experiencia. Porque la mayoría solemos intelectualizar y no actuar.

Me refiero a hacerle caso a lo que vives en tu día a día cuando creas tu propio camino.

No te ofendas, pero la mayoría solemos intelectualizar y no actuar.

Nada personal. A mi también me pasa con muchas cosas.

Por eso, con la alimentación, me gusta experimentar.

Y lo que veo que funciona, lo comparto.

Eso es bueno para todos.

Te interesa recibir un menú cetogénico para 2-4 semanas con recetario, porque así…

  • Puedes probar lo que se siente comiendo keto sin tener que comprar el curso online keto sin carne ni lácteos;
  • Como los ingredientes son tan sencillos, se cocina poco y es muy sencillo de seuir aunque no tengas ni idea de cocinar o nada de tiempo;
  • Es apto tanto para vegetarianos, como flexivegetarianos u omnívoros, ya que ofrezco diferentes versiones de menú;
  • Puedes seguirlo ahora y repetirlo cada vez que te apetezca, por ejemplo antes del verano o de algún viaje, de cara al invierno…;
  • No hay nada impuesto, puedes ayunar o no, tomar café o no, comer vegetariano o no. Se ofrece un menú abierto para que cada cual elija. Y siempre estará bien, porque lo que eliges para ti es lo correcto (dentro de las propuestas que se hacen en los diferentes menús, claro);
  • Encontrarás que los ingredientes son los normales de toda l vida, vivas donde vivas;
  • Podrás mezclar entre sí los menús y hacer una semana vegetariana, otra omnívora, otra flexi… como a ti te apetezca.

¿Qué puedes hacer cuando el cuerpo no aguanta?

Por ejemplo, si en la carrera por comer de un modo determinado que crees que es el bueno, tienes que restringirte y mortificarte tanto que no eres capaz de disfrutar de la comida… ni de las relaciones sociales…

¿Te merece la pena malcomer o seguir una dieta insulsa en estos casos?

¿Qué precio tienes que pagar por ello?

Llega un punto en que el cuerpo, no aguanta las exigencias de la mente. El valor por seguir la dieta a toda costa no compensa la felicidad que creías que podrías conseguir… una vez que obtuvieras los resultados de la dieta.

De hecho no puedes disfrutar ni de tu cuerpo… que estará agotado y no aguantará más.
Y entonces, ¿qué pasará?

Que necesitarás calmar tu dolor y lo harás atacándote, con hábitos nocivos, que pueden ser comer justo lo que te habías prohibido… O beber… O discutir…

Cualquier castigo a un cuerpo ya castigado y a una mente que ya ha explotado.

Por eso hay personas que prefieren seguir con dolores articulares, inflamación, gases, nube metal, kilos de más, etc… Antes que hacer dietas durísimas. Es más dura la dieta.

Por eso a mi me gusta tanto la alimentación cetogénica terapéutica.

En mi caso, no siento que me restrinja nada. Nunca me ha llamado la atención la fruta (y en invierno menos) ni soy mucho de cereales.

Hombre el pan con aceite de oliva si me gustaba, y los garbanzos en forma de hummus, por ejemplo.

Pero igual que una alumna que se confesaba adicta al pan, que me decía, tras comer keto unos días:

— Ana, es que tenías razón. Ahora miro el pan y me da igual.

Lo mismo me pasa a mi con el pan y del hummus de garbanzos es que ni me acuerdo.

Es decir, que esta forma de comer no sólo se adapta a quienes no somos muy de frutas o de cereales, por ejemplo.

Sino que también a los que sí lo somos.

¿Magia, crees que exagero?

Obviamente, esto no es para todos.

Si quieres probar, debes hacerlo con la mente abierta y “a por todas”.

¿Que resulta que era para ti? ¡Maravilloso, ya tienes una solución!

¿Que no lo era? ¡Pues maravilloso también, ya sabes qué camino no tomar!

Para ayudarte con ello, he creado este… ¡¡Menú Keto!!

Quizá creas que este no es tu momento para seguir una dieta tan estricta.

Hace años, tuve una época en que era crudivegana. Es decir, que comía vegano y casi el 100% crudo. En estos años, fui a Nueva York para comer Durian, a Tailandia para formarme con Matthew Kenney, a Santa Mónica para aprender el mejor tiramisú crudivegano que ha existido… de la mano del Chef Juliano…

¿Había que hacer todo eso obligatoriamente? 
Pues no. Pero es que yo siempre he vivido con pasión.

No sé si fue Abraham Lincoln quien dijo “Lo que hagas hazlo bien o no lo hagas”.
Yo creo que, en esta frase, la gente lee “perfecto” donde pone “bien”.

Pero yo no. Yo leo “con pasión” donde pone “bien”.
Lo que hagas, hazlo perfecto con pasión, o no lo hagas.

Por eso, ahora que como cetogénico, enseño a mis alumnos a hacerlo, con toda mi pasión.

Bebo café cetogénico y tomo ghee, MCT y hago ayunos intermitentes.
¿Hay que tomar este café obligatoriamente o ayunar?

Pues no. Yo lo hago porque me apetece vivir así. A por todas.

Esto no significa que un día no lo haga, o que haya demasiada grasa en mi alimentación, otro día demasiada poca, que otro día se me vaya la mano con los carbohidratos tomando demasiados alimentos low carb… porque todo suma, o que otro día me exceda con las proteínas.

Sigo igual de apasionada hoy, que mañana, pasado y así… Hacer las cosas con pasión no significa hacerlas perfectas. Y hoy me permito darte esta idea que a mi me funciona tan bien.

Si lo haces con pasión, no importa que esté perfecto…
y es la mejor manera de que lo que hagas,
se acerque a la perfección.

Llevo más de 2 años comiendo cetogénico y sólo puedo contar maravillas.

A menudo me preguntan mis alumnas “¿Se puede comer así siempre?… ¡porque me encanta!”

Y si, la respuesta es que rotundamente si.

¿Sabes por qué?

Porque en la keto, se hacen recargas de carbohidratos periódicamente.

Esto sacia nuestros recuerdos y posibles apetencias mentales de comer otras cosas, nutre de diversidad el alimento de nuestras bacterias intestinales, estimula nuestro metabolismo y nos hace conseguir una adherencia a largo plazo a este estilo dietético.

Pero no nos adelantemos.

Antes de hacer las recargas, imagino que querrás probar lo que “se siente” comiendo keto.

E igual estás esperando para apuntarte al menú, pero no te acabas de decidir… No pasa nada, yo te ayudo. Te voy a contar otra historia:

¿Cómo saber si comes keto correctamente?

Desventajas de seguir el Menú Keto:

  • No hay grupo de facebook. No estamos para perder el tiempo. Si tienes una duda puntual, me la preguntas y punto.
    Lo tengo preparado de tal modo que no las vas a tener.
  • No te voy a dar una dieta para toda la familia. Es un menú para adultos, no es una dieta.
  • No te va a cambiar la vida al estilo mesías 2.0 ni te convertirás en Terapeuta Nutricional gracias al menú.

Ventajas de seguir el Menú Keto:

  • Puedes probar lo que se siente comiendo keto sin tener que comprar el curso online keto sin carne ni lácteos.
    Y si ya lo has comprado, te servirá para reciclarte.
  • Puedes seguir el menú ahora o hacerlo cuando a ti te venga mejor. No caduca, ni pasa de moda.
  • No hay nada impuesto, puedes ayunar o no, tomar café o no, comer vegetariano o no. Se ofrece un menú abierto para que cada cual elija. Y siempre estará bien, porque lo que eliges para ti es lo que está bien (dentro de las propuestas que se hacen en el menú, claro).

Si eso te interesa, aquí puedes inscribirte al Menú Keto:

Pero ¿por qué funciona tan bien?

  • Cuando ayunamos varios días, quemamos grasas y entramos en un estado de cetosis.
  • Y la alimentación cetogénica replica lo que ocurre en nuestro organismo cuando estamos en ayuno… pero… ¡sin tener que ayunar!
  • Por ejemplo, se activa el proceso de la autofagia o regeneración orgánica de las células de nuestro organismo.
  • Si, además, combinamos la cetogénica con el ayuno intermitente, duplicamos los beneficios, pues en el ayuno intermitente, conseguimos entrar en cetosis además de restringir la ingesta diaria, lo que hace que se viva más y mejor.
  • Y lo bueno es que, cuando se come keto (bien hecho) disminuye la sensación de hambre radicalmente y es muy fácil prolongar el tiempo entre comidas y hacer, sin casi darse cuenta, ayunos intermitentes de hasta 14 e incluso 16 horas (o más).
  • Esta alimentación aporta mayor energía, euforia, alegría, creatividad, enfoque, como pasa en nuestro cuerpo cuando ayunamos.
  • El cuerpo comienza a realizar un proceso de regeneración durante el cual se despierta, mejorando su bienestar gracias a la acción de la serotonina y de la combustión de las grasas.
  • De hecho, en el caso del síndrome bipolar, un aumento de la cetosis actúa como eutimizante.
  • Erradica la ansiedad por comer hidratos de carbono, porque al estar en un estado metabólico de supercombustión de grasas y no de hidratos de carbono, el cuerpo ya no demanda azúcar sino grasas, dejando de apetecer el consumo de azúcar.
  • Se adelgaza, especialmente de la zona abdominal.
  • De hecho, el paladar va cambiando y se redescubre el sabor naturalmente dulce de los alimentos, sin necesidad de añadirles nada de azúcar.
  • Los niveles de glucosa, no suben ni bajan durante el ayuno intermitente, que es un complemento ideal a la alimentación cetogénica.
  • Cerebro, músculos y corazón utilizan los cuerpos cetónicos de manera eficiente, mientras que la glucosa, al no ser necesaria, se mantiene estable en sangre.
  • Y muchas cosas más, que prefiero que las experimentes, antes que yo te las cuente.

Por último… los detalles prácticos.

— ¿Qué incluye el Menú Keto y qué precio tiene?

Al inscribirte te enviaremos por email el PDF del Menú Keto, que contiene los menús, con las preguntas frecuentes y notas aclaratorias pertinentes además del recetario. En total son 44 páginas.

Si además has optado por recibir el dossier en tu domicilio, saldrá para tu casa, vía mensajero, al día siguiente.

— ¿Las recetas son difíciles? ¿Hay que dedicarle mucho tiempo a la cocina o disponer de utensilios raros?

¡Te vas a sorprender! Se hace todo rapídísimo y los resultados son espectaculares. No hay que tener ningún nivel culinario previo.

— ¿Lo puede seguir cualquier persona?

Se trata de un menú basado en alimentación cetogénica terapéutica. Por tanto, está libre de gluten, lácteos (salvo nata, ghee o mantequilla), solanáceas, soja y frutos secos.

Aún así, puedes preguntarme cualquier duda que tengas en tu caso particular y te la respondo personalmente enseguida con mucho gusto.

— ¿Se puede beber café y comer chocolate?

Como te decía, si lo deseas, podrás seguir disfrutando del café y del chocolate. No es una obligación, es una elección. ¿Ves? Es algo maravilloso 🙂

¿Hay que comprar ingredientes raros?

Son ingredientes normales de toda la vida. Los podrás encontrar vivas donde vivas.

— ¿Hay que hacer ayuno intermitente o comer a determinadas horas fijas?

En absoluto, todo es flexible en este menú. Y cualquier duda que tengas estaré encantada de atenderla.

— ¿Lo pueden hacer los veganos?

No. Este menú es apto para vegetarianos, flexivegetarianos y omnívoros.

— ¿Que luego te gusta y te va bien?

Pues si quieres profundizas haciendo el curso online keto sin carne ni lácteos o mi curso de Terapia Nutricional, o el Método Morenini

Por supuesto, no estás obligada a nada, pero si tienes curiosidad y quieres seguir profundizando, aquí los tienes www.anamoreno.com/cursos

— ¿Incluye respuestas con recomendaciones personalizas de Terapia Nutricional?

No. En ningún caso. Este curso te ofrece un sistema para que consigas manifestar tus objetivos vitales. No es un curso de Terapia Nutricional y no contiene protocolos de salud.

Con la inscripción te envío el curso y te respondo dudas sobre el mismo, por supuesto. Como siempre hago, te ayudaré personalmente, en profundidad y con interés, para que puedas aprender y avanzar con criterio, puedes contar con ello.

Me gusta mucho atender personalmente a mis alumnos y poder brindarte toda mi ayuda y experiencia. Una de las cosas que más valora la gente que se forma conmigo es eso. Pero en ningún caso incluye que analice tu dieta personal o la de tus familiares y te haga recomendaciones al respectoNi un poco por encima. Este curso no va de eso.

— ¿Hay garantía de devolución?

No. Si crees que no tengo nada que enseñarte sobre estos temas, es mejor que no te inscribas.

— ¿Y si ya tengo el curso keto sin carne ni lácteos?

Pues te viene de lujo disponer de un menú cetogénco, que además es terapéutico, para 2-4 semanas y refrescar tus ideas y renovar tus votos.

— ¿Haces algún tipo de oferta por ser alumna de otros cursos?

No hago ofertas nunca, en ningún caso. La matrícula más barata que vas a encontrar es 170€.
Tampoco ofrezco descuento en mis otros servicios.

— ¿A quién NO le recomiendas apuntarse a este curso?

Mis métodos requieren trabajo. No puedo prometerte resultados si no te implicas.
Estructurar y compartir estos sistemas me ha llevado tiempo, práctica personal y trabajo. Y se lo quiero dedicar a gente comprometida. Eso es todo.

Si tu idea es ofrecer servicios de Terapia Nutricional y no eres capaz de comprometerte para manifestar mejoras en tu propia vida y ser un ejemplo para tus clientes; tampoco deberías inscribirte.

No es un curso para quienes necesiten muchos vídeos, muchas recetas, muchos descargables y muchos grupos en Facebook para hacer “amigos”…
Lo que incluye este curso son cápsulas de conocimiento con su aplicación práctica para su implementación. Contiene conceptos de alto valor para que se lleven a la práctica y ofrezcan resultados rápidos sin que te tengas que esforzar sino disfrutando.

— ¿Es sólo para gente que quiere ser Terapeuta Nutricional o vale para cualquier persona?

Entre mis clientes se encuentran personas con perfiles muy diferentes. Personas que son Terapeutas Nutricionales, otros que están en ello, hay también madres de familia, personas que viven solas, gente que se dedica al coaching, cocineros, psicólogos, consultores, médicos, personas que han hecho alguno de mis cursos, personas que no han hecho ninguno, personas sanas, personas con enfermedades de tipo crónico, autoinmune, metabólico…

Aquí te enseño cómo seguir un menú cetogénico terapéutico al estilo español, utilizando un sistema sencillo y eficaz que yo misma he probado y sigo, para implementar en el día a día, que te hará cambiar tu actitud desde el esfuerzo al disfrute y que, por tanto, mostrará resultados inmediatos.

— ¿A quién le recomiendas suscribirse? ¿Qué perfil de personas le sacarán mejor partido?

Personas que sepan que pueden conseguir sus propósitos de una vez por todas en la vida, y sin la sensación de esfuerzo ni de renuncia. Sin machacarse y siendo amables consigo mismas.

Por favor, si no estás dispuesta a creer que es posible sin sabotearte con la duda y la impaciencia, es mejor que no te inscribas.

Este curso está enfocado a quienes de verdad quieren hacer una transformación y por ello se comprometen consigo mismas y se entregan de corazón al proceso.

Para aquellos que quieren aprender a implementar la magia y el disfrute en su día a día, utilizando la cabeza. Quienes ven que es una gran inversión para sus negocios y su vida. Personas decididas que entienden la importancia de la inversión en formación para conseguir sus metas olvidando tanto el esfuerzo, como la parálisis por el análisis.

— ¿Podré aplicar este sistema también con mis familiares o clientes, tanto en Terapia Nutricional como en cursos online o presenciales?

Claro, aparte de que el contenido del Menú Keto te vale para siempre, también sirve para todo el mundo, incluso para adolescentes, ancianos, personas enfermas, quienes quieran adelgazar, quienes no quieran bajar de peso, terapeutas nutricionales, psicólogos, entrenadores personales…

Con el Menú Keto Terapéutico también podrás desarrollar una gestión integral de tu alimentación y estilo de vida, logrando que sea una de las áreas de tu vida que queden solventadas de un modo adecuado, amoroso y empoderante, para que te liberes de una esclavitud que no te deja avanzar en la vida.

— ¿Es una buena compra, merece la pena?

Después de lo que has leído, nadie mejor que tú sabe si esto es para ti.

Cualquier decisión puede llevarte al objetivo final si la tomas con optimismo. Si quieres liberarte del ciclo de “saber mucho” y no obtener resultados, para pasar a tener esto solucionado, con alegría y sin machacarte, y quitarte así un problema de encima, con este curso aprenderás cómo.

Si tu corazón te da una sensación de bienestar, será una buena elección. A partir de ahí, tienes que decidirlo tú.